Las comparaciones lo perjudican

En la entrada de blog de hoy, me gustaría animarlo a que no haga comparaciones- no se compare con los demás ni se compare con cómo usted era hace unos años atrás- y le voy a explicar por qué.

Primero, el camino de cada persona es único. Todos somos diferentes y vinimos a este mundo por razones diferentes y con diferentes cosas para contribuir a este mundo. Por esa belleza que todos nosotros tenemos de ser únicos, el compararnos con los demás, y hasta con uno mismo, perjudica nuestro bienestar.

El compararse con los demás es como guiar y en vez de mirar hacia el frente, usted mirar al lado por la ventana por mucho tiempo. ¿Qué pasa si usted maneja de esta manera? Usted va a chocar y se puede lastimar. Dios no lo quiera pero este choque puede hasta ser mortal. Bueno, la misma cosa puede pasar cuando constantemente se compara con los demás, en vez de ver su propio camino, usted mira a cómo otra persona está, qué tan exitoso es, etc. Usted se pierde de todo lo bueno que hay en su vida y puede chocar y lastimarse mucho porque usted no mira hacia adelante.

El compararse con los demás lo puede distraer mucho. Lo distrae al hacerlo pensar que usted no está en donde está supuesto estar. Lo distraer de ver todas las lecciones que debe de aprender de su propia experiencia. Lo distrae de ver su propia belleza, lo único que usted es y lo distrae de ver lo que el universo tiene para usted.

El compararse con los demás lo puede bloquear. Lo bloquea de que fluya de manera que es única para usted. ¿Cómo así? Bueno, si está viendo qué tan bien algo le va a otra persona y desea algo similar para sí mismo, quizás fue hecho para tener algo similar pero no de la misma manera que esa persona. Si usted ve cómo los demás hacen las cosas, se puede engañar al pensar que tiene que hacer la misma cosa para poder vivir la misma experiencia. ¿Pero y si las cosas están supuestos ser aún mejor para usted? ¿Que tal si hay una manera diferente y más divertida de lograr lo que quiere que se alinea con cómo su verdadera esencia es? Usted no va a poder saber esto si sigue comparándose con los demás.

Usted ni se puede comparar con cómo usted era hace unos años atrás. Esto puede ser muy malo si usted ni se da cuenta de esto. Mi papá murió y este año será tres años desde su partida. Durante estos últimos dos años, yo aumenté de peso. Por un tiempo, fuí dura conmigo misma por haber aumentado de peso porque trabajé tan duro para tener el cuerpo que tenía. Es ahí cuando tenía que parar de compararme con la persona que yo era hace 4 años atrás. Antes las cosas eran diferentes y necesitaba entender que ahora estaba en un momento de duelo; un momento en donde tengo que lidiar con varias emociones y varios cambios que si no lidio con esto de manera apropiada, entonces estos se manifestarán de otras maneras, en mi caso, con un aumento de peso.

Ya que paré de compararme con cómo era hace unos años atrás, estoy feliz de compartir que he podido hacer lo que hacía antes y estoy perdiendo peso. Pero esta vez es diferente porque estoy apreciando este camino y lidiando con mis emociones de haber perdido a mi papá. Es por esto que las comparaciones pueden perjudicar porque como seres humanos, nosotros siempre cambiamos y es importante el prestarle atención a los cambios y de aceptarlos.

Si usted se encuentra en la trampa de compararse con los demás y hasta consigo mismo de cómo era hace unos años atrás, me gustaría invitarlo por el bien de su propio bienestar, que pare de una buena vez. Sepa que usted fue hecho de manera hermosa. Usted no necesita compararse con nadie. La realidad es que no hay comparación. Usted es quien es y no hay nadie como usted.